Henar Iglesias

Criada en el taller de sombrerería de su madre y con un padre pintor, Henar Iglesias estudió la licenciatura de matemáticas al tiempo que aprendía el oficio materno. Recorriendo ese camino descubrió la magia de las plumas, y al ver que no existía la formación en arte plumario como tal, decidió especializarse en ese oficio. En México conoció la tradición precolombina de los amantecas, que le abrió el universo del mosaico de plumas.

Ha trabajado como artista plumaria en el ámbito de la sombrerería e indumentaria, mientras colaboraba con una autora de muebles francesa. Durante 10 años, han llevado a cabo juntas más de 20 proyectos, el último en 2016. Antes del 2014, participó en varias exposiciones colectivas, en la Galería Bat y Espacio Valverde, en Madrid.