Sus trabajos, realizados de manera absolutamente artesanal, conjugan lo moderno y lo antiguo, lo armonioso y lo estridente. Pero por encima de todo es un arte el de Candela Cort que transmite libertad. Ella misma lo confiesa. “Me siento libre, no me siento vinculada con el mundo de la moda ni con el arte. Busco que mi trabajo vaya más allá de tendencias o temporadas de moda”.